miércoles, 18 de diciembre de 2013

El otro día me vi Spawn...

¡Y es una mierda! Desde que saliera en el '97 siempre tuve ganas de verla, pero un sobredimensionado espíritu protector por parte de "la madre que me parió" (literalmente) me impidió conseguirlo, hasta la semana pasada... Con las manos en la cabeza y las piernas recogidas, mi cuerpo hecho una bola en constante balanceo, entiendo que mi madre, en pos de un desarrollo juvenil propicio hizo todo lo que pudo por conseguir que no viera esta diarrea audiovisual. ¡Gracias Mamá! Por suerte no la vi de pequeño... Si no ahora podría ser un violador, un asesino a sangre fría... O lo que es peor... ¡Fanático de Nintendo!


Sí, he estado más de una semana sin publicar, pero es que el golpe mental que supuso ver esto fue devastador... Me explico... Pues la cosa tiene miga. No es mala sin más... ¡Es mala de más! La película se inicia con una especie de agente que se carga a todo lo que se mueve desde el inicio, para sorprenderse más tarde al leer en el periódico que murió gente inocente en su misión... ¡OJOCUIDAO! ¡El cabrón arremete a tiros en una sala de control aéreo de tierra, lleno de gente desarmada! ¡¿Qué cojones esperaba?! Otras joyas a tener en cuenta son el entrenamiento express en el callejón, el patético primer enfrentamiento contra Violator, o el extraño contraste entre efectos especiales conseguidos y dejadez total por parte del equipo... Es difícil de creer que tengas escenas "chulas" pero innecesarias como la del gif que pongo a continuación, en la misma película que mierdas como esta:

Cuando me levanto de la taza del baño, veo cosas mejores.
Image and video hosting by TinyPic
Es la mejor escena de la película... Y lo sabes.

El guión es peor que malo... Las escenas de acción son pocas y malas... En todo momento sabrás hacia dónde va la película, porque no puede ser más obvia. No esperes giros de guión, no esperes grandes interpretaciones del protagonista (ni de los actores secundarios), no esperes un carisma especial en el conjunto... Simplemente, ¡no esperes nada! Los diálogos son insulsos, hay dos personajes representados por actores menores a los que da ganas de dar dos patadas cada vez aparecen. Súmale a eso un perro que sobra como él solo... Es decir, podemos afirmar que el 40% del reparto es mierda de primeras, el resto se va dejando ver como parte de la misma condición poco a poco. Luego tienes los cameos del cómic que duran 15 segundos en pantalla, y los desagradables primeros planos de Al Simmons. ¿Era realmente necesario verle la cara de "tordo recién cagao" de continuo? Pero si no cambia de expresión, cojones... Con lo que mola la máscara...

Que lo más interesante del film sea este caballero con los diálogos que se gasta... Es criminal.

En definitiva, recomendable únicamente si buscas acabar una relación (ponle esto a tu chica y lo tienes solucionado), llamar la atención de tus padres ante la posibilidad de un trastorno psicológico latente, o un buen reto fílmico a tener en tu haber, del estilo de: "Me he visto todas las películas japonesas de Godzilla de la Toho" o "Me he visto la serie de Batman de los '60".

¿Valoración final? -> ¡Arde, hijo de puta, arde!

domingo, 8 de diciembre de 2013

Wanted: Genialidad corrosiva

"Wanted" es una de esas obras que aún de corta extensión queda muy para el recuerdo de quien lo lee, y es que administra muy bien su extensión. La página que inicia esta obra parece ser una pareja a punto de hacer el amor sobre una mesa, todo muy bonito, salvo por el texto/"voz en off" que nos dice "Aquí están mi mejor amigo y mi novia follando sobre una mesa de Ikea que, por cierto, me salió a muy buen precio". La historia que se nos cuenta es la de Wesley Gibson, un completo perdedor a quien nadie toma en serio: su novia y su mejor amigo copulan a sus espaldas y él lo sabe, es el hazmerreír de la oficina donde trabaja y traga mierda de su jefa a diario... No parece tener un objetivo en la vida y se mantiene anclado a su situación... Hasta que le dan la oportunidad de pasar a formar parte de una sociedad de supervillanos que acabó con los superhéros a finales de los '80. Le entrenarán y tendrá carta blanca para hacer "todo lo que se le ponga por los cojones", desde matar cientos de personas, o violar a cualquier mujer con la que se cruce, podrá tomar el control de su vida y hacer lo que quiera, pero antes... Antes deberá mandarlo todo a la mierda.

La base sobre la que se asienta "Wanted" y que hará remover algo especial en tu fuero interno es la fuerte crítica social que hace sobre la sociedad actual, y no a grandes rasgos o pinceladas lejanas, no, muy probablemente tu situación sea muy similar a la del protagonista. Lo que busca este cómic es tocar una tecla que te active y haga que muevas el culo del sofá para conseguir lo que quieres, ¿por qué no mandas todos los lastres que te rodean a la mierda y empiezas a tomarte las cosas en serio? Este es el trasfondo que hay a lo largo del cómic, pero en primera línea tendremos tiroteos, asesinatos y diálogos que te harán sonreír en más de una ocasión, no es el típico cuento bonito con moraleja desmigado, no, es un viaje por lo más oscuro del hombre, no te dirá con palabras bonitas "si quieres algo ve a por ello", se reirá de ti y te gritará: "¡Esta es la cara que pongo cuando te doy por el culo!".


Resumiendo (que me queda un examen por estudiar): Si Mark Millar hizo ya un buen trabajo guionizando "Kick Ass" por la visión realista que daba de un adolescente en la situación del protagonista... En este "Wanted" va un paso más allá y da el poder de la autodestrucción a un tipo cualquiera que está cansado de su vida. ¿Quieres comer pato a la naranja con trufas de temporada? Lee otra cosa... ¿Quieres huevos revueltos con chistorra goteando grasa? ¡Léete esta mierda, y hazlo ya!

Por cierto... El protagonista parece el puto Eminem, sí, me he dado cuenta. Atentos al dibujo de J.G. Jones, capaz de exagerar las cosas y mantenerlas creíbles. La atmósfera y crítica del cómic me recuerdan bastante a "El club de la Lucha", de la que hereda bastante. Por ello no puedo ser objetivo, pues hablamos de mi jodida película favorita.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Hard Romanticker: Aborto de Kitano y Miike

"Hard Romanticker", te embelesa con un tráiler de acción, hostias adolescentes, y mundo yakuza... Para acabar siendo tú mismo quien recibe semejante impacto contra el buen gusto en todos los morros. Aúna en sí misma lo peor de toda la fílmica nipona, siendo esta como es, cine independiente raro donde los haya. Personajes poco desarrollados que tienen el carisma de un cartel luminoso, relaciones entre los mismos imposibles de entender aunque veas más de una vez la película (lo que podría producir graves daños mentales a largo alcance), los planos secuencia lentos y aburridos, en los que la acción se desarrolla sin afectar a los personajes... Y puedo seguir así "ad nauseam", la película promete una serie de premisas de las que no cumple ninguna. Pretende ser una buena cinta de yakuza de las que sabe marcarse Kitano, así como un intento de las taquilleras "Crows Zero" de Miike que tantos clónicos tienen ahora en el país del Sol Naciente (salen seis de media al año, haz cálculos y flipa). El hedor a refrito Kitano-Miike huele de lejos desde los primeros minutos de metraje, y no abandona la película hasta el final, que como no podía ser de otra manera... Es una mierda. Como particularidad graciosa, decir que en los créditos del final se nos cuenta qué ha sido de cada personaje, cosa graciosa, pues... NO SABEMOS QUIÉN COJONES SON!!!!

Resumiendo (que sigo de exámenes): Los actores sobreactúan de tal forma (aún siendo japoneses, cosa normal entre ellos), que la película parece más un trabajo perpetrado por un grupo de "bachilleres", que por gente que realmente se dedique a las artes audiovisuales... El pasotismo del protagonista se contagia al espectador, que empezará a hurgarse la nariz desde el minuto uno. Es una de esas películas en las que esperas la acción o reparto de tortas durante todo su recorrido, esperas, esperas, esperas, sigues esperando... Y te encuentras con unos créditos hablando de personajes que tienen simples cameos y que no te importan nada de nada (además de violaciones a montones, la proporción peleas/"pezones vistos" es de 1/2 a 18 (nueve pares de tetas, teta arriba, teta abajo). Así no, cojones, ¡así no! De esas películas con las que no conformarse con la devolución del tiempo invertido, sino con una muerte lenta y dolorosa del equipo detrás de esto entre sus propias heces fecales.

Nota a tener en cuenta: Aquí tenéis una web en la que hablan muy bien de la película, como si de aire fresco se tratara (ventosidad de vaca de campo, claramente), por si queréis contrastar opiniones. Hablan de un pasotismo actoral con el que estoy de acuerdo (los actores parecen mitones de carne en movimiento), y de unas actuaciones geniales que debí perderme entre bostezos. Siempre estoy dispuesto a hacer amigos en Internet :D

Trailer: Presentación en imágenes que lo empezó todo. Maldigo el día en que me dejé llevar por el mismo.


Curiosidad a tener en cuenta: Traté que me gustase la película, y hasta que empecé a verla tenía verdaderas ganas de ser yo quien la tradujera al castellano. Iluso de mi...

Nota final (unidad de medida: paladas de mierda):
¡¡¡DE MALA QUE ES HACE DAÑO!!!

miércoles, 4 de diciembre de 2013

La broma asesina: Maestría muy digestiva

Alan Moore guionizando y un Brian Bolland que borda los dibujos manteniendo recursos utilizados de Moore como ese extraño plano secuencia de nueve viñetas que tan loco me volvió en "Watchmen" (lo recuerdo y hace mil que leí ese cómic), ¿qué puede fallar? Nada de nada, y es que es así, el cómic en sí es una joya rara de ver en sí misma, en sus escasas 46 páginas esta pareja de grandes nos cuenta el origen del Joker, el por qué de sus inicios según Moore, "y de pasada" queda magníficamente retratada la relación Batman/Joker que sólo tiene una posible solución. El malo quiere que lo maten, y el captor no quiere matar, la eterna paradoja o broma pesada que pende sobre la relación de ambos personajes desde sus inicios. El punto de vista de ambos es tratado magistralmente al final del cómic en forma de diálogo directo entre ambos personajes, que dejan claro, cada uno a su manera, que el círculo habrá de seguir por siempre. El chiste que cierra la obra es increíble y encaja magistralmente con el sentido de lo que quiere transmitir el cómic, pues a su manera, tanto El Joker como Batman son un par de locos con problemas psicológicos.

En resumen (que estoy de exámenes): Novela gráfica que solo por el dibujo merece la pena mirar, guión bien hilado que por sí mismo basta para leer el cómic, es decir, si tienes la oportunidad de hacerlo, léelo sí o sí, te llevará un momento de nada y tendrás la oportunidad de leer una obra a la que no es que sobre una página... ¡Es que no le sobra ni una viñeta! Y vaya viñetas por cierto... Si tenéis la oportunidad de leer la versión coloreada de John Higgins gozad lo que es un coloreado épico. Gran cómic para leer en un rato y de forma digestiva.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Si yo fuera negro...

   Y no hablo de moreno torrado de playa, no, hablo de piel azabache, del color del ébano que portan los nacidos en África. ¿Sería diferente mi vida? Ya lo creo que sí...

1. No pagaría gimnasio: ¿Tienes amigos de color? Yo varios, y salvo que tengan la constitución cartaginesa de los tiempos de Aníbal o la de Mr. Eko de "LOST", pídele que marquen músculo, muy probablemente no hagan nada de ejercicio y se vean mejor que tú, es una realidad. Con unas mancuernas que se compren y una barra de dominadas que se pongan en el pasillo, lo tendrán solucionado.


2. Tendría trabajo: Pues probablemente sabría castellano por vivir aquí y... ¡Mágicamente inglés! Probablemente también francés por haber nacido en una colonia o antigua colonia o ciudad de paso francesa. Teniendo tantos idiomas me sería más fácil encontrar trabajo, y tras el punto de arriba, estaría también en forma, lo que siempre ayuda.

3. Tendría un tiburón martillo: Actualmente poseo una anguila, de ser negro, claramente sería un tiburón... Hablo lógicamente de mi entrepierna, el hecho de que sea "del tipo martillo" hace alusión al ancho de la cabeza (para los lentos).


4. Saludaría a los desconocidos: Es una ley de la gente de color no escrita, si te cruzas con otro tío de color, le saludas, es así. Estoy seguro de que en una situación jodida hasta se ayudarían sin conocerse, lo cual es reseñable. Aunque no necesitaría ayuda en la calle, por el siguiente punto...

5. No temería a nadie: Tendría esa capacidad innata para bailar, esa elasticidad en los músculos y ese centro de gravedad y equilibrio que les caracteriza, todo esto junto desemboca en una clara cualidad... Sabría boxear como un profesional sin haber lanzado un puñetazo antes en mi vida, así que iría por la calle como el sheriff de un condado, sin miedo a nadie.

6. Tendría pareja: Tras los primeros cinco puntos, sería un tío íntegro, confiado y completo, poseería una estabilidad envidiable y una buena forma física; todo esto lo completaría con una pareja interesante y tranquila, ya fuera de color o no.


   Y eso es más o menos todo, habría más detalles pequeños que no proceden pues no quiero alargar esto mucho. Huelga decir que no soy racista, tengo muchos amigos de color y a veces hasta les hablo (este de aquí me cae especialmente bien). Cuento también con dos esclavos del color del tizón a los que doy de comer un par de veces a la semana y que hacen turnos de 12 horas (se turnan entre ellos para abanicarme con hojas de palmera), y en Verano por el tema del calor, les quito las cadenas. Soy un buen tío.

martes, 26 de noviembre de 2013

Salinger y su guardián entre el centeno

Jerome David Salinger, autor de la conocidísima obra "El guardián entre el centeno", dejó esta como único legado, lo que puede parecer extraño si tenemos en cuenta que se convirtió en un gran éxito al poco de salir. ¿Razones? No podemos más que sacar nuestras propias conclusiones, pero como persona huraña y reservada que soy (y obviando las distancias entre este gran hombre y yo), creo que fue el primer sorprendido con el éxito de su novela (puede leerse información por la red respecto a esto), una historia contada en primera persona, con un vocabulario "de calle", y que se lee de un tirón, haciendo que la mayoría de la gente pase por el paisaje sin detenerse a contemplar los árboles. Si te ves como un potencial escritor de novelas, que tu primera obra, teniendo este formato tenga un impacto tal, debe suponer un chasco mayúsculo... De hecho, Salinger siempre dijo en vida que él seguía escribiendo, pero que lo hacía para él, teniendo en cuenta lo que he mencionado, no me extraña para nada. Creo que si ya de por sí se mantenía "en su propio mundo", rechazando el trato directo, evitando ser fotografiado y siempre encerrado en su casa, con el impacto de la obra decidió vivir en un plano diferente al del resto, y es algo que me apena.

Después de hablar un poco del autor, vayamos a la obra, ¿es tan buena? ¿No está DEMASIADO sobrevalorada? Entre la gente que conozco hay dos vertientes: los lectores asiduos que siguen la moda de menospreciar esta obra, en pos de ganarse un palmadita en el hombro, y la de "la gente de a pie" que lo encumbra entre sus obras favoritas por ser una historia sencilla de leer y cercana, tanto por el vocabulario como por las situaciones. ¿Qué me parece a mi? Sinceramente, me decepcionó, pero lo hizo muy poco. Siendo una obra tan famosa y mentada en casi cualquier medio (está muy arraigada a la cultura popular), uno se crea unas expectativas que no terminan cumpliéndose, pero no por ello deja de ser una lectura muy recomendable. Y OJO, que no para todo el mundo. Holden Caulfield es un chico solitario, inconforme, auténtico y... Adolescente. Y es ahí donde recae gran parte de la gracia de la novela. Si la lees habiendo pasado esa etapa de los 15-16 años sonreirás con muchas de sus páginas, rememorando situaciones, giros conversacionales y salidas de tema muy típicas de ese período, así como sufrirás los embates que sufre el protagonista por su condición de adolescente perdido en un mundo que le disgusta, donde no parece conectar con nadie, con nadie más que sus hermanos, que de una forma u otra parecen ir alejándose de él.


En definitiva, una buena novela que no recomiendo a cualquiera. Si tuviste una adolescencia idílica en la que seguías el esquema impuesto y te desenvolvías perfectamente, probablemente pases por alto muchas cosas. Yo me quedo con varias de las reflexiones que hace el protagonista a lo largo del libro y que son muy interesantes. Eso sí, el final me parece abrupto y algo flojo (el penúltimo capítulo es épico), aunque es cierto que no veo otra forma de haberle dado cierre. No se cuenta entre mis libros favoritos, pero desde luego lo releeré en un futuro, sólo me apena no haberlo leído antes, teniendo la edad de Caulfield, me habría impactado, ayudado, y convertido en mi libro de cabecera, casi seguro. Rescato esta cita del libro, que estoy seguro de que me habría impactado muchísimo de haberla leído hace cinco años:

"Te alegrará y te estimulará saber que no estás solo en ese sentido. Son muchos los hombres que han sufrido moral y espiritualmente del mismo modo que tú ahora. Felizmente, algunos de ellos han dejado constancia de su sufrimiento. Y de ellos aprenderás si lo deseas. Del mismo modo que alguien aprenderá algún día de ti si tienes algo que ofrecer"

Jo, y vaya si he aprendido. Lo único es que no estoy en vena como para explicarme mejor.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Año Uno de Frank Miller: Lo mejor para empezar

   Por mediación de un colega he podido leer el "Año Uno" de Frank Miller, cómic que siempre he tenido pendiente. En primer lugar porque cada vez leo menos cómic americano, y en segundo porque nunca me ha gustado "Batman" especialmente. Tenía ganas de empezar con el murciélago, y esta es la obra perfecta.


   ¿Por qué es la forma perfecta para empezar con el personaje? Muy simple, se nos pone en consonancia con la ciudad de Gotham, la corrupción que la reina, los tejes y manejes de la policía de la ciudad... Y se nos introducen a dos personajes muy importantes, el primero es Bruce Wayne (el propio "Batman"), y el segundo es el agente de policía James Gordon, quien acabará siendo íntimo amigo de "Batman" y jefe de la policía de Gotham (es quien utilizará la "batiseñal" para llamarle cuando hay problemas). Ambas historias se entrecruzan y así, vemos cómo Wayne inicia la persecución de los criminales de la ciudad sin traje al principio, y cómo Gordon se abre paso entre la policía corrupta de la ciudad, que quiere acabar con él. No es "un cómic más de superhéroes", es el origen de uno de los más grandes, cuenta con un dibujo y una historia muy bien hiladas, que tiran más por el género policíaco, que otra cosa. Además, podremos ver un poco de pasada los inicios de "Catwoman" y la mención de "El Joker" como nuevo bandido.


   En definitiva, un cómic que creo de obligada lectura para cualquier persona que tenga intención de leer algo del personaje, le interese especialmente o no (apenas son cuatro capítulos que se leen del tirón). Veo interesante leer estos orígenes del personaje, que pese a ser escritos mucho después de su inicio, han sido admitidos como orígenes del personaje, siendo "Batman" un personaje de tanto peso en la cultura popular, lo veo obligatorio. Sin ninguna duda, caerá algo más del murciélago.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Tucker & Dale vs Evil: Gran comedia de horror

Desde que me viera "Reaper" (como un par de veces o tres), le pillé especial cariño al gran Tyler Labine, esas espaldas de nevera industrial y esa cara de buen tío con el que tomarse unas birras me pudieron. Buscando más trabajos de este hombre acabé por ver está película que paso a comentaros ahora y que me ha agradado bastante. Por cierto, aprovecho para recomendaros "Reaper", es muy divertida.

Visualizadlo mentalmente: Casa abandonada en el campo, rodeada por un gran bosque frondoso. Grupo de estudiantes adolescentes que buscan pasar unos días en sus tiendas de campaña desfasando de todo. Así es, el argumento es un tópico tras otro, pero muy bien hilado, y sobre todo, muy bien satirizado, pues esta película consigue lo que pretende, arrancar carcajadas en lo que a primera vista podría ser una película de terror, pero que no lo es. Un humor más elaborado y menos evidente que el de "Scary Movie", unas situaciones bastante gore, pero inundadas de buen humor. Estamos ante una gran película del género terror-comedia, como hacía tiempo que no veía. Rednecks combatiendo el mal, es una verdadera pasada. Desconozco si existe doblada, pero recomiendo encarecidamente verla en versión original, pues gran parte de la gracia es ver lo bien que actúa el dúo protagonista haciendo de "hillbillies". Es gracioso ver el conjunto de malentendidos que dan lugar a las muertes de la película.

Valoración final: Perfecta para pasar una tarde divertida con amigos, no es un peliculón, pero es una de las grandes en su género. Una gran forma de pasar una tarde. Me veo revisionándola más de una vez.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Smoke: Paul Auster me la juega de nuevo...

   Así es, tras los episodios de descomposición estomacal que me dio este libro, y en contraposición, los de estreñimiento que me causó este otro, ha llegado el Paul Auster en formato audiovisual para joderme en todos los frentes posibles, no descarto acabar jugando un videojuego guionizado por él que termine con la explosión de mi cabeza, todo es cuestión de tiempo.


   Llegué a esta película de casualidad y la vi sin mirar quién dirigía o escribía, craso error por mi parte, el guión es de Auster, y parte de la dirección también, sí... La historia que se nos cuenta es realmente una especie de compendio de varias historias secundarias, por lo que en principio no parece haber una trama principal, lo que lastra un poco los acontecimientos inconexos y las transiciones entre situaciones... Los personajes se relacionan en el estanco que regenta uno de los mismos lo que no hace ningún favor al conjunto del film, pues al utilizar el estanco como punto de encuentro, obliga a la película a forzar situaciones en el establecimiento que minan la película en pos de un desarrollo más interesante. Las conexiones de los personajes son débiles y sus pasados y relaciones se cuentan como de pasada, así, en dos escenas veremos cómo se pasean los unos por las casas de los otros, y cómo se involucran en sus vidas con el interés de la vecina cotilla. El mayor problema que veo en la película es en sí, el propio estanco que funciona como punto de referencia para el film, da sentido al título y recrea lo que es "la realidad de cualquiera" quedando, eso sí, muy artificial. De nuevo la faceta que no aguanto de Auster, relegar a segundo plano lo importante, y embelesarnos con historias interesantes que no llevan a ningún puerto, "onirismo fantaseante del sujeto gafapasteril medio", el estilo sobre la sustancia, vaya.

Adquiero esta misma pose cuando "degusto" material suyo.

   Poco más tengo que decir salvo que debo ser un insensible, pues "no le pillo el gusto" a este hombre. Añadir que las interpretaciones son lo único que salva a la película de ser una pérdida de tiempo, a una forma de pasar la tarde, lo mismo con un par de escenas interesantes. No la recomiendo salvo que seas un incondicional de este tipo.

domingo, 17 de noviembre de 2013

In the soup: Divertida e hilarante

Si te gusta Steve Buscemi, tienes que verte esta película, su papel es magistral, se nota que "está en su salsa". La película es innovadora de lo extraña que es, la forma que tienen de conocerse los personajes y el vínculo que se crea entre ellos... No hay por donde cogerlo. La trama gira en torno a la grabación de una película, de la cual Buscemi tiene escrito el guión, Seymour Cassel interpreta al mafioso que sin razón aparente, decide hacerse mecenas del protagonista, solucionándole la vida económicamente hablando, y ayudándole a cumplir su sueño, llevar a la pantalla su primer guión. A partir de aquí, empiezan a crearse situaciones, a cual más inverosímil en las que el mafioso conseguirá el dinero de forma poco lícita, implicando muchas veces al propio protagonista. El eje de la película y sobre el que da vueltas la trama, es la cantidad de dinero invertido en los medios en sí, pero en el irrefutable hecho de que, realmente, no están grabando nada. Esto, sumado a un humor inteligente bien llevado, hace de esta, una película de esas que adquieren la etiqueta de "rara", pero que le calan a uno. Muy recomendable. El solo hecho de ver a estos dos grandes codo con codo es motivo suficiente para verla. Se comen la pantalla y captan la atención del espectador en todo momento.

Información adicional: Aunque la vi en blanco y negro, según parece existe una versión en color que no añade nada al metraje, es únicamente "cuestión estética". Aunque la vi en inglés, existe doblada bajo el título de "En la sopa", pero recomiendo verla en versión original, para disfrutar de la interpretación del dúo principal.

sábado, 16 de noviembre de 2013

MOI: El virus de los billetes de 50 euros

   Libro con el que di por casualidad en una librería de segunda mano que frecuento, todavía no me explico cómo he acabado leyendo algo que es en esencia, tan de mi estilo. No he visto reseñas en toda la red, por lo que caballeros, aquí un humilde usuario dejando la suya.

El protagonista de esta extraña novela es una persona infectada por el virus MOI ("Maladie d'Origine Inconnue"), enfermedad transmitida por el contacto directo con los billetes de 50€; los síntomas de esta enfermedad son la de una incontrolable hinchazón de las extremidades del cuerpo (contando al miembro viril entre estas) lo que termina con la amputación de las mismas. Además, el habla se ve afectado como uno de los primeros síntomas, el cuello se hincha y no lo permite, además, extirpan la laringe a los afectados. La existencia de las personas aquejadas con MOI es la de sobrevivir "como una patata con un apéndice craneal" conectados a máquinas que mantienen sus constantes vitales, La Unión Europea se hace cargo de pagar el tratamiento de estas personas utilizando sus fondos. Los niveles de acidez, humor negro y crítica social son insondables, continuamente podrás leer entre líneas comentarios hablando sobre la situación de su tiempo (finales de los '90) que por ser una década tan cercana, suenan muy frescos. Todo nos es contado en primera persona por el protagonista, la convivencia con el resto de compañeros de habitación, la evolución del virus, las misas con el Cura, la terrorífica sala P de la que no sale nadie, el jodido Dupek... En líneas generales es una novela reflexiva muy personal, en la que el autor nos muestra su forma de pensar sobre determinadas cosas, pero llevada al extremo, puede verse cómo utiliza la excusa de la enfermedad para protegerse de ello. Con cada compañero de sala representa una clase social que queda representada y criticada, entre risas acudiremos a un monólogo interior bastante interesante. Y es que es cierto, este libro te hace sonreír en ocasiones en las que moralmente, uno no debería. Aunque debo remarcar que no es de género humorístico (lo que no le quita sus grandes giros cómicos, sólo hay que fijarse en la situación de los personajes para hacerse una idea).

Información adicional: Heiko Michael Hartmann (autor de la obra) es menos que poco conocido, no hables con nadie sobre él porque no le sonará... Lo cual es triste, pues he disfrutado con su estilo y me gustaría leer más obras suyas (sin necesidad de saber alemán, claro). A lo que añadir que, actualmente, es la única obra del autor en nuestro idioma. Sin saber qué más decir, dejo algún pequeño fragmento que me gustó bastante:

"La muerte no es la destrucción de lo existente y de lo pasado; es apenas la negación de lo venidero"

(Cuando piensa sobre el sexo como desfogue carnal de cuerpo) "Yo prefiero la transparencia de una relación basada en la contemplación mental y en la penetración conceptual del acontecer."

"La dictadura es el dominio de uno solo sobre todos, la democracia es el dominio de todos sobre cada uno".

jueves, 14 de noviembre de 2013

Comenta o muere, pero antes...

Desidia siento al entrar a mi espacio
Antiguamente solía tener comentarios
Me siento a pedirlos ahora obligado
Estoy de todo esto más que decepcionado, asqueado

Tú que aquí navegas, no mires a otro lado
Un simple comentario nada te habría llevado

Demasiado tarde es ahora, y lo diré hasta el hartazgo
Imagina otras maneras de contribuir con algo
Nada estoy pidiendo, no te sientas obligado
Espero que con estas líneas hayas reflexionado
Ruego disculpes este, de poema, intento barato
O que te largues sin comentar, mientras en tu ascendencia me cago.

Pequeño extracto de "Kuma os odia, cabrones",
próximamente, en el anaquel de tu cuarto de baño.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Trilogía Dead Space, mal planteamiento...

   Aparecido en la casi extinta generación actual de videojuegos (ya no tan actual), el "Dead Space" original sentó bases y pasó a ser uno de los títulos más interesantes de las plataformas en las que salió, parecía tomar el relevo que había dejado "Resident Evil" en cuanto a "los juegos de terror" se refiere. Y la verdad es que lo hizo muy bien, pues el resultado final fue un juego que transmitía la sensación de la película de "Alien" mejor que los juegos de esta franquicia, con una historia interesante y un desenlace que pese a no convencerme, cumplía bien teniendo en cuenta el transcurso de la historia.


   Sí, el primer "Dead Space" fue un juegazo absoluto, pero... ¿Es eso TAN cierto como parece de primeras? No, no lo es, y para explicarlo debo hablar de las otras dos partes numeradas de la saga, el segundo y el tercero, continuaciones directas de este primer juego. Tras el tremendo "hype extremo" que le queda a uno tras la aventura original, tenemos su segunda parte, que sinceramente... Es más de lo mismo, pero mejor. ¿Innova en algo? No ¿Trae mejoras propias de una continuación? No, más bien de una expansión ¿Mejora la historia original? NI DE LEJOS. La historia del primer "Dead Space" no es que sea "lo más", pero te hace pensar varias veces si el personaje está volviéndose loco, si el objetivo de la historia es real o incierto... Eso y los sustos te mantienen despierto e interesado, la segunda parte lo único que mejora significativamente es la jugabilidad, que mejora mucho, puliendo así uno de los pocos fallos de su predecesor, pero... Un momento... Lo bueno que tiene "Dead Space" es que te deja con un buen regusto, la historia se cierra de una forma que igual no esperabas, pero... Las GRANDES incógnitas quedan sin revelar, ¿lo hacen en la segunda parte? NO, y ese es el gran lastre de la saga, el segundo juego realmente no pinta nada argumentalmente hablando, y que nadie se eche las manos a la cabeza, es cierto, se introducen personajes y se cierran detalles de la historia del personaje, pero... No deja de ser una expansión larga del primero.

Durante el juego hay varios mensajes en las paredes, rescato este como el más importante.

   ¿Y la tercera parte? Es muy curioso, pues me parece la mejor y la peor parte de la trilogía, lo que tiene su gracia. La peor porque es una mierda, las cosas claras, renuncian al terror por la acción, meten un sistema de mejoras de armas complejo y aburrido, hacen de Isaac Clarke un personaje estúpido, y ponen a un villano que no pinta nada y que tiene el carisma de un canto rodado... Además, el intento de inclusión de coberturas es penoso, la inteligencia artificial de los enemigos humanos es de risa, y en general, el juego es facilísimo y se pasa solo, apenas mueres y siempre te sobra de todo. ¿Y qué tiene de bueno...? El argumento no, porque es una mierda, pero... ¡JODER! ¡Responden más preguntas en esta entrega que en las otras dos juntas! Entiendes mucho mejor todo el tema de las Efigies, los necromorfos, la Uniología y en general el Universo de la trilogía.

El sistema de mejora de armas parece más propio del "Minecraft", y las armas son ridículamente poderosas.

   En definitiva, para mi, uno de los más claros ejemplos actuales de cómo no contar una historia, de como alargarla de mala manera, y de cómo destrozar personajes. Creo que la premisa era muy interesante, pero que no supieron llevarla como merecía, una verdadera pena, la verdad. Cerrando, decir que he leído por la red que la cuarta entrega ha sido cancelada por el bajo número de ventas de la tercera, y yo, sinceramente, me alegro mucho. Existe también otro juego que salió para descargar en PS3 y en formato físico en Wii, otra mierda de tamaño monstruoso para la franquicia, pero de ese... De ese ya, os hablo otro día.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Carrie: Los inicios de Stephen King

   Tras un ácido comienzo con King mediante su novela "Insomnia" (que, paradójicamente, me dio sueño) me he propuesto leerme al autor en orden (hazaña que se prolongará mucho en el tiempo, pues este caballero publica novelas como quien coge el Metro).

Bulling de Instituto y poderes telequinéticos, explosiva mezcla que hizo a King iniciar su carrera en el mundillo de las letras, ¿qué decir de esta primera obra? Simple y llanamente, se nota que "es una obra primeriza". La idea es interesante, pero se muestra llana y monótona durante todo su recorrido, página tras página verás una pequeña y corta sucesión de personajes y situaciones poco profundas y que, en conjunto, dejan un gran vacío en la novela. Los personajes parecen estar de pasada, la narración en tercera persona consigue que el personaje de Carrie parezca lejano y distante, no se llega a profundizar realmente en los personajes o la situación, y el cambio del narrador en seguir las acciones de varios personajes, siendo siempre el eje Carrie, creo que lastra a la novela, pues no dejaremos de leer páginas sobre la vida de un grupo de estudiantes que son algo aburridas. La novela no llega a las 300 páginas, y aún así da la sensación de tener páginas de más, en mi opinión, King no supo aprovechar la idea, aunque debo reconocer que el final del personaje y de la novela, no están nada mal. Acabé por preferir a Sue Snell como personaje que a la propia Carrie, y no lo digo únicamente por el carácter de cada uno, sino porque la escasa profundización en el personaje protagonista resta un posible vínculo empático que fácilmente se habría producido debido a la situación exclusiva de este.

Valoración final: Como no podía ser de otra forma en la narrativa de King, descriptiva sin ser soporífera, y amena sin llegar a ser adictiva. Un "Meh" en toda regla, la recordaré por ser la primera novela de King, pero dudo que sea de las que acabe recomendando del autor (cuando le haya leído en profundidad).

jueves, 7 de noviembre de 2013

Reservoir Dogs: ¡Ya tocaba Tarantino!


   Primera entrada que hago sobre un trabajo de este director (y es que, es lo primero suyo que veo). "Reservoir Dogs" es una película muy recomendable (por eso esta es la entrada número 300 de este humilde espacio) y que sorprendentemente es muy profesional, lo que, para ser el primer trabajo de su director es impresionante. El discurso inicial ya sienta las bases de lo que será una película épica, en la que priman los diálogos, y es que los hay realmente buenos: Mr.Pink hablando sobre las propinas es digno de recuerdo. La acción transcurre casi en su totalidad en la sala de una especie de almacén a la que irán llegando los personajes, tras el fatídico atraco que les complica tanto las cosas al grupo. En forma de flashbacks podremos ver cómo cada uno de los miembros se unió al trabajo, de forma que podamos conocerles algo mejor, estos momentos nos regalarán alguna escena memorable como la selección de colores para los nombres de los personajes. Os dejo un vídeo con la escena que introduce a la película, tras la conversación en la cafetería, a modo de introducción del film, la sonrisa de Tarantino es del estilo "pedazo-de-peliculón-que-acabo-de-marcarme".


   Las interpretaciones son perfectas, y es que el reparto es sensacional, lo que para un film de director novel, sigue siendo una pasada, de hecho, al parecer Tarantino escribió el guión para rodarlo con unos amigos, su sorpresa al tener actores de tanto peso, debió ser máxima, en cualquier caso, la película lo merecía mucho, y puede que por esto fuese tan redonda. La brutalidad de las situaciones (la tortura de Mr. Blonde es inolvidable), pequeños detalles como la ausencia de Mr. Blue en todo el metraje (lo que llega a tener su gracia) o la aparición de Tarantino interpretando a Mr. Brown, son detalles que le dan mayor fuerza al conjunto. Añade además una banda sonora digna del recuerdo y que redondea el conjunto, un gran guión, y por qué no decirlo, un conjunto de hijos de puta con traje, corbata y gafas de Sol que absorben la pantalla desde su primera aparición, increíble. En definitiva una película que por méritos propios se ha ganado mi total y completo respeto, probablemente se cuente entre mis 15 favoritas, es realmente impresionante, si no la has visto... No sabes la joya que te estás perdiendo.


martes, 5 de noviembre de 2013

Enterrado: Monoescenario al extremo

Hay grandes películas que se desarrollan casi en su totalidad en un solo escenario, ahí tenemos dos grandes joyas como "Reservoir Dogs" o "12 hombres sin piedad" (hablo de la versión del '57, no he visto los remakes). Son películas que giran en torno a una sala o habitación en la que se produce la acción, pero que, antes o después recurren a flashbacks para dar una mayor profundidad narrativa (cómo llegaron a esa situación, qué pasó inmediatamente antes...); no sucede así en la película de la que trata la entrada. "Enterrado" se desarrolla íntegramente en el mismo escenario... ¡Y este es una caja! Minimalismo al extremo. En la hora y media que dura la película no veremos más que un hombre dentro de una caja en la que "no puede hacer pie", el protagonista se pasa todo el metraje tumbado. ¿Qué tal es el resultado?

Siendo sinceros, como película no vale mucho, todo el interés que suscita se debe a la buena explotación de la idea, que no deja de ser bastante simple. Es cierto que es una película entretenida y que te mantiene pegado a la pantalla (no dejas de preguntarte cómo será capaz de desarrollarse la misma situación a lo largo de una hora y media), el final es muy digno aunque previsible, y... Poco más que decir, sería una película olvidable de no ser porque no hay nada tan extremista en cuanto a reducción de escenarios, en cuyo sentido, como ya apunté más arriba, lo borda.

Como nota de interés, decir que casi todo el equipo (por no decir que todo) es español. Lo que no deja de ser algo positivo, le llena a uno ver trabajos interesantes e innovadores "de manos paisanas".

Valoración final: Perfecta para una tarde en la que no tengas nada que hacer y quieras entretenimiento de calidad sin necesidad de pensar en exceso.

viernes, 1 de noviembre de 2013

El experimento: Innovación chusquera

Quedé así una semana entera después de verla.
Con la premisa de un experimento sociológico tenemos esta película alemana que intenta hacernos ver el lado más oscuro del hombre cuando se le da un poco de poder (ya se ha hecho antes, pero bue', no deja de ser interesante). En líneas generales, la película es lenta, aburrida y predecible, soy consciente de la buena nota que tiene en "IMdB" y tengo amigos que se echarán las manos a la cabeza (o lo harían si leyeran este, mi humilde espacio) al leer esto, es una película que me han recomendado en varias ocasiones. La película cuenta con varias incongruencias que le restan seriedad al film, e intentos de subtramas que sobran más que la piña en la pizza, el resultado final es un conjunto de varios "quiero-y-no-puedo" elevados a la máxima potencia. El mayor escudo con el que cuenta la película es el de intentar llegar al público con la idea de que la gente con uniforme y un puesto superior está preparada para sodomizar a la plebe, que siendo cierto, consigue un metraje vacío. A continuación hago un desglose bien jugosón sobre por qué no me gustó:

1. El protagonista es taxista, pero resulta que estudió Filosofía, Arquitectura y Sociología, OJOCUIDAO, "we have a truly badass over here", pero es que la cosa "va a mejor". El trabajo de taxista es circunstancial, está descansando de su trabajo como periodista revelación y tipo más "cool" de la oficina (tenemos incluso una escena sobre esto al poco de empezar). Además, aparece "El Inspector Gadget" al poco de empezar para venderle tecnología puntera, unas gafas de pasta capaces de grabar por lo que parece de forma infinita (han de tener un Petabyte de memoria como poco).

2. La película no entiende de ritmos, parece haber sido montada por un mono dopado con drogas de diseño por sus subidas y bajadas. A los cuatro minutos de película estamos en situación, y a partir de la media hora es todo el rato lo mismo. Y encima malo.

3. Tenemos subtramas del tipo chico-conoce-a-chica que, pese a resolverse en tres minutos, prolongan su hedor a refrito durante todo el metraje. Pasa lo mismo con la tensión sexual no resuelta entre los doctores. Es estúpida hasta la presencia de los mismos.

4. La profundidad de los personajes es el equivalente artístico a cuatro huevos estampados en una pared. A modo de resumen nos cuenta cómo acabó cada uno en el experimento, para que podamos prejuzgarles a todos, sin que tenga importancia, pues son olvidables. Tiene gracia que haya un miembro del ejército, que tenga su pequeño homenaje en forma de pelea improvisada al final del film.

Conclusión: Cuantas más opiniones busco en Internet, más de mala leche me pongo, este tipo de cosas son las que me quitan las esperanzas en el ser humano como forma de evolución artística a futuro, he llegado a leer a gente diciendo que es lo mejor que ha visto en su vida, por encima de otras grandes piedras como "Avatar" y "El Padrino". En definitiva, si quieres faltar al trabajo o a clase durante unos días, míratela sin dudarlo, puede provocarte serios efectos secundarios como embolias controladas y descomposición estomacal.

domingo, 27 de octubre de 2013

Procedimiento para eliminación manga

   Bienvenido joven, acabas de dar el primer paso, lo que no es poca hazaña. De momento te recomiendo que no le hables de nada de esto a tus amigos otakus, que quede entre nosotros, podrían intentar estrangularte con largos fideos de ramen o lanzarte una burda imitación de los shuriken que utilizan en Naruto. La seguridad es lo primero. Con algo de suerte acabarán llegando aquí "por su propio pie". Empecemos. El plan se divide en dos pasos, vayamos por partes.

El 22% restante es de procedencia coreana.

1. Junta los mangas que tengas en casa: El procedimiento es muy sencillo, vacía los estantes de todos los tomos manga que tengas por casa y mételos en un par de bolsas negras de tirar la basura. Sí, tienen que ser negras, su opacidad salvará tu vida, hazme caso. Si tus vecinos vieran el contenido de la bolsa, muy probablemente te retirasen el saludo, y en el peor de los casos intentarían matarte con el rodillo de amasar, ándate con ojo. Una vez lo tengas todo vete a una zona deshabitada y préndele fuego, para que la llama haga buen tiro puedes juntar también algún póster o folleto de los Salones Mangas, la mala calidad de los mismos induce al fuego a mejorar su rendimiento. Lo más probable es que alguien avise a las autoridades, ¡tanto mejor! Si hace su aparición algún miembro de las fuerzas de seguridad civil (policía, guardia civil, escuadrón del ejército armado con M16, etc) saldrá por patas mientras le sale espuma por la boca y le caen las lágrimas por los ojos, dejará su arma en el suelo, a sabiendas de que has de cumplir con la segunda parte del plan. Consejo a tener en cuenta: Evita inhalar el humo de la pira, produce cáncer a corto alcance e impotencia a largo, si sobrevives al cáncer, claro.

2. Viaja a Japón y haz uso del arma: Búscate las formas para viajar al País del Sol Naciente, aunque necesites juntar dinero durante años, es igual, estás haciendo un gran trabajo por tu país, recuérdalo. Lo más probable es que el agente que salió huyendo dejase tras de sí un arma reglamentaria (se habló de esto en el paso anterior), por lo que cuentas con 11 balas + 1 en la recámara. Una vez en Japón empieza con la matanza, un servidor te da un pequeño consejo sobre posibles objetivos humanos, haz tu propia lista o sigue esta: 2 balas para Akira Toriyama, una por la nueva película y otra por querer retomar la serie original; 4 para Masashi Kishimoto, se lo merece y mucho, está creando una legión de preadolescentes vírgenes que no buscan nada en la vida; una en cada pierna al autor de "Berserk" por publicar a un ritmo que no entiende ni su editor (tengo intención de leer este manga cuando lo acabe, si no, lo harán mis hijos), así le mantendremos vivo y operativo para que trabaje. Con esto van 8 balas, las tres siguientes irían al estómago de Tite Kubo, para que sufra de una muerte lenta y dolorosa. Lo sé, queda una, esa bala utilízala para la minga del primer otaku llorón con el que te cruces, de esta forma no procreará o en su defecto dejará de llenar de crema su almohada, además, dejará de predicar el mundo japonés como los cristianos devotos la palabra del Señor. Has acabado, enhorabuena, acabas de hacer mucho más bien por tu país que todos los políticos del mismo juntos.

Si realmente crees que el manga es un tipo de dibujo superior, eres un neo-otaku, la siguiente fase del virus. En el momento en que dejes de seguir 15 animes a la vez o de comer ramen instantáneo comprado en un chino, te explotará la cabeza.

Apuntes extras:
- Cada vez hay más chicas otakus, lo que es peligroso, puede verse cómo el manga va minándoles la capacidad de raciocinio de forma que muy probablemente empiecen a llenar los cuadernos de la escuela con caracteres nipones que olvidarán a los tres días por falta de constancia. En el caso de los varones se dislocarán ambos brazos viendo hentai.
- Los otakus son una plaga peor que los zombis. Le están abriendo las puertas del mundo a los retorcidos nipones. Cuando vengan los hijos del País del Sol Naciente a bombardear al resto de Países del Mundo (en pos de los chinos), nuestras huestes de otakus les recibirán con los brazos abiertos, creyendo que por ser japoneses los misiles contendrán personajes anime, y los helicópteros y aviones serán Mechas. Es muy serio, no lo tomes a cachondeo.
- Bien pensado, el otaku medio es el emo no suicida de hace unos años, que, en la paradoja de la no muerte, perdía su condición y dejaba de serlo.
- Ya lo dijeron personajes más importantes, antes que yo: "El futuro sin manga, es un futuro digno" (Abraham Lincoln).
- Si cantas las letras de los opening de tu anime favorito, la última bala deberás utilizarla contra ti mismo, el virus se ha extendido demasiado en ti, no tienes salvación (probablemente inhalaras parte del humo de la pira de mangas).

   Por último, decir que quizás en algo de tiempo hago alguna otra entrada por el estilo, para ayudar a los soldados del futuro, vosotros, que acabaréis con esta plaga, recordad que juntos, somos legión. Y otra cosa, no dejéis de ver "Cowboy Bebop", es un gran anime.

jueves, 24 de octubre de 2013

Burgess y su naranja mecánica

Anthony Burgess, el autor inglés que se puso a escribir como un loco cuando le diagnosticaron un tumor cerebral por el que no le auguraban muchos más tiempo de vida, y es que los médicos le estipularon un año. Con la intención de dejarle algo de dinero a su mujer, escribió a un ritmo frenético que continuó a lo largo de toda su vida, llegando a tener publicados gran número de textos. Alcohólico reconocido y con una forma de ver la vida algo liberal, Burgess pasó por gran número de acontecimientos que lo dejaron marcado, uno de los más importantes, la violación por parte de tres miembros del ejército americano de su mujer, que estaba embarazada y perdió el hijo. Este suceso le llevó a escribir "La naranja mecánica" años más tarde, novela por la que se le conoce, y que siempre sería su cruz, como él mismo dijo más tarde, pues estando más orgulloso de otros escritos, será este siempre el más recordado (mucho tuvo que ver Kubrick y su adaptación a la gran pantalla con esto, como apunta el propio Burgess en la introducción que precede a esta novela).

En "La naranja mecánica" se nos cuenta la historia de Alex, Vuestro Humilde Narrador, un joven que vive en un círculo de violencia extrema que no conoce límites y que no deja de aumentar. Aunque en un principio pueda parecer una historia violenta por el simple hecho de serla (carnaza para el público, vaya), la verdad es que tiene una profundidad enorme. El tema central y al que alude el título de la misma obra es el libre albedrío y la coacción de la libertad, así como la madurez y la evolución que sufre toda persona con el paso del tiempo. Dividida en tres partes de siete capítulos cada una, en la novela podemos ir viendo cómo evoluciona Alex, cada vez a una tonalidad más oscura del negro, hasta el increíble capítulo 21 (que cierra el libro) y que en palabras del propio Burgess, es decisión personal de cada uno decidir si encaja con el resto de la novela o no, "Coman esta porción dulce o escúpanla. Son libres". Y es que según parece, la versión americana de la publicación no cuenta con este último capítulo, y tampoco lo hace así la adaptación de Kubrick, lo que me entristece enormemente, pues para un servidor, es este último capítulo el que redondea la obra, dejando un mensaje alentador de redención, evolución y paz para el personaje.

En definitiva, un libro que no olvidaré por muchas lecturas que lo pisen, me ha impactado mil veces más de lo que esperaba y me alegro de tenerlo en formato físico, pues será varias veces releído. Espero verme la famosísima adaptación de Kubrick dentro de poco para poder comparar ambas versiones. Y me despido utilizando algo del lenguaje nadsat que inventó Burgess para esta obra: "Oh, mis dulces drugos (amigos) y bratos (hermanos), tenéis ante vosotros una novela realmente joroschó (buena) que no dejará indiferente a vuestra golová (cabeza)".

martes, 22 de octubre de 2013

En la casa: cine teatrero pasado de rosca

Basada en una obra de teatro llamada "El chico de la última fila", hereda mucho del formato, siendo por así llamarlo toda una "obra de salón", y lo digo literalmente, la acción de la película se centra en la casa de la familia Rapha, y el resto de planos en otras localizaciones que se dan entre medias, no dejan de ser momentos en vilo que hacen aumentar nuestras ganas de volver a ver la situación de la vivienda, también sirven para conocer mejor a los personajes, pero en determinados momentos acaban convirtiéndose en vacíos incómodos. La película no se me ocurre en otro formato que no sea este, salvo, lógicamente como representación teatral, y es que como novela perdería prácticamente todo su encanto. Eso sí, como herencia de la novela por fascículos (que tuvo mucha fuerza en Francia, "vaya casualidad" que se use esta técnica en el film), hace uso del recurso conocido como "cliffhanger", lo que mantiene al espectador pegado a la silla de principio a final.

A mi parecer, la película supone un giro muy interesante y una propuesta muy rica en matices, especialmente si tenemos en cuenta lo que se hace en estos tiempos. Pero, esta virtud supone su propia perdición, pues queriendo afinar y afinar, creo que el film acaba pasándose de rosca, lo que nos lleva a un final abrupto y bastante agridulce que pese a ser pasable, no está en consonancia con el resto del metraje. Al final la película deja una especie de sensación de vacío, y es que no termina de cuajar en un todo, lo que deja un regusto amargo. A favor decir que me parece un film realmente muy interesante (y que tiene varias interpretaciones), por lo diferente que es, por lo entretenido, y porque, si gustas de escribir, como un servidor, sueltan un par de consejos y nombran alguna obra interesante a tener en cuenta. Eso es todo.

domingo, 20 de octubre de 2013

Película: Descubriendo a Forrester

El director Gus Van Sant nos dejó a todos impresionados con "El Indomable Will Hunting", y en esta "Descubriendo a Forrester" repite fórmula, pero creo que no le sale igual de bien. El estilo de ambas película es muy parecido, así como el desarrollo e incluso el desenlace (si gustasteis de una de estas dos películas, disfrutaréis con la otra). La trama en este caso gira en torno a un adolescente de color, Jamal, que vive en un barrio marginal y dedica su tiempo al baloncesto, la lectura y la escritura, siendo de hecho, especialmente bueno en esta última labor (y en el baloncesto). De una forma algo forzada acabará conociendo a William Forrester, escritor reconocido que únicamente publicó una obra antes de retirarse del mundillo. Juntos irán solucionando sus problemas, Forrester matando a sus demonios internos, y Jamal mejorando su escritura y creciendo como persona.

La película en sí es bastante entretenida, pero sí es cierto que muchas de las acciones o sucesos que se dan, están algo forzados, el discurso final se emite de mala manera y hay algo de metraje sobrante. En cualquier caso, como digo, es una buena película, especialmente si buscas una película relacionada con la escritura (siempre motivará tu proceso creativo ver este tipo de cine). Las actuaciones son muy buenas, especialmente la de Rob Brown que interpreta a Jamal, pues hay que tener en cuenta que es su primer papel, aunque Connery se come la pantalla y absorve la atención de todos con cada una de sus apariciones. Como curiosidad para quien no lo sepa, decir que el personaje de William Forrester está inspirado en el autor J. D. Salinger, autor de "El guardián entre el centeno", que no volvió a publicar ninguna otra novela, y que se encerró en su casa para no volver a salir una vez alcanzando el éxito. Tengo intención de leerme su novela dentro de poco, ya os contaré.

miércoles, 16 de octubre de 2013

Kidulthood: Skins al extremo

Película que tiene por temática una muy similar a la de la famosa serie "Skins", y es que es algo así como "Skins" en película. La trama gira en torno a un grupo de estudiantes del Reino Unido y se desarrolla en lo que parecen ser un par de días naturales. La cinta nos muestra sin tapujos cómo estos chicos afrontan problemas nada normales para el estudiante de 15 años medio (drogas, embarazos, peleas, extorsiones serias...) mientras intentan madurar en un entorno que como puede verse, no es sencillo. Todo empieza con la muerte de una chica de su Instituto que se suicida por sufrir bulling en clase, este hecho hace que el resto de personajes de una forma u otra se paren a analizar sus vidas, y en consecuencia y poco a poco, decidan a lo largo del film cambiar sus hábitos, unos con mejores resultados que otros. La película es muy amena, y sabe transmitir muy bien, invitándonos a hacer una reflexión sobre la sociedad actual, el bulling y el sexo son dos de los temas mejor abordados a lo largo del film. Rodada en el 2006, cuenta con una continuación que salió un par de años después y que probablemente os comente dentro de poco. Sin ser un peliculón, está bien para pasar la tarde y ver algo "parecido a Skins".

domingo, 13 de octubre de 2013

Patriotas: Gran novela sobre supervivencia

   Libro cuya portada llamó mi atención (es la que os pongo en la entrada) y que consiguió ganarse mi tiempo. No sabía nada del creador, ni de la moda "survivalist" (gente que tiene búnkers y comida preparada por si se fuera todo al traste) que según parece hay en el continente americano, por lo que el libro me ha impresionado a niveles que ni me imaginaba.


   La historia que se nos cuenta es la de un grupo de aficionados a la supervivencia que vive en los Estados Unidos y que lleva reuniéndose unos diez años para prepararse en el caso de que se diera "un apocalipsis" o caída del sistema tal y como lo conocemos. Discuten sobre las armas, equipamiento, vehículos y demás detalles, hasta el extremo de que "la pareja protagonista" (es un poco relativo hablar de protagonismos en esta novela) llega a comprarse un terreno al norte de Idaho, que se convertirá en el objetivo del grupo cuando se da la hiperinflación del dólar y el sistema se viene abajo. En primer lugar, la novela se centra en presentarnos a los personajes, quiénes eran antes del colapso y por qué se unieron al grupo antes de que se produjera este, cómo llega cada uno al rancho de Idaho cuando se complican las cosas, y cómo van lidiando con los grupos de bandidos. La novela es bastante variada en su primera mitad, lo que mantiene pegado a uno a las páginas, en la segunda mitad entra en juego la parte más dramática de la misma, pues la supervivencia a largo alcance es siempre más complicada de lo que parece. Muere algún personaje, se va del grupo algún otro, se unen nuevos personajes... El libro gira en torno al grupo principal, por lo que tiene un aspecto dramático marcado, que desde luego no es su eje...

   El verdadero y completo eje de la novela es la supervivencia en sí, impresiona lo bien documentado que está, y no hablo de algún pequeño detalle, ¡para nada! Cada dos páginas habrás aprendido algo nuevo que ni imaginabas pudieras aprender con una novela, algunos ejemplos son: Poner un M16 en una avioneta aprovechando parte de la cabina de la misma, hacer granadas termita y cócteles molotov de forma casera, blindar ventanas de una estructura, mantener en buen estado la gasolina aun con el paso de los años, hacer pasta de dientes, generar electricidad pedaleando en el cuadro de una bicicleta, hacer un puesto de mira, puntos débiles de un tanque Abrams... Y miles y miles de cosas más, y lo digo en serio, es tal la cantidad de cosas que simplemente por esto, merece ya la pena leer el libro, a poco curioso que seas, disfrutarás mucho con el mismo, y si te gustan las armas, en ese caso, ¡este es tu libro! Se hablan de modelos, tipos de munición compatibles entre distintos modelos, modificaciones... Una verdadera pasada. En contraposición, la postura religiosa de ABSOLUTAMENTE todos los personajes me cansó un poco, eran todos fervientes religiosos, cosa que a veces podía ser cargante, sobre todo con algunas decisiones que tomaban sobre las cosas debido a su condición.

   En definitiva, una gran novela, o mejor dicho LA novela sobre supervivencia, dudo bastante que encuentre algo de mejor calidad en ese sentido, quizás en otras publicaciones del autor, James Wesley Rawles, que según parece escribe siempre sobre supervivencia (tiene incluso un manual al estilo del ejército con consejos prácticos resumidos paso a paso para llevarlos a cabo, increíble). Eso sí, no es para todos los públicos, pero si eres alguien curioso, no puedes dejar de leerlo, eso desde luego.

viernes, 11 de octubre de 2013

Cambio de formato... ¡Quiero un yate!

   Así es... Después de haber cerrado esto de forma definitiva y acabar volviendo, hago 20 tristes entradas y vuelvo a dejar esto en el aire... No tengo vergüenza alguna. Ahora vuelvo de nuevo y espero que esta vez para quedarme, pero traigo un puñado de cambios bajo el brazo. Y es que ahora mismo tengo dos objetivos en la vida, el primero es encontrar trabajo (ocupación de lujo en la situación económica actual) de tarde, para compaginar con mis estudios, y el segundo es comprarme un yate (sí, vivo en Madrid, pero el Retiro tiene estanque). Añadido a eso, decir que me gusta escribir y que hacía tiempo que echaba de menos este humilde espacio, por lo que intentaré conseguir mis dos actuales objetivos por medio de este Blog, y de no conseguirlo, disfrutar escribiendo. Sí, mi objetivo es poner "publicidad gozosa" en esta web que me permita comprarme un yate, y si todo va bien, autoeditarme mi primera novela (que versará sobre el procedimiento de aclimatación de un vivero de caracoles casero). Así es, soy un jodido vendido, tengo la mala costumbre de pensar que mi tiempo tiene algún valor y que lo que escribo le interesa a alguien, jodido ego mío...

   La publicidad dudo que la ponga de primeras, esperaré a ir actualizando esto y a demostrarme que me lo estoy tomando en serio, hacer volumen con un número de entradas interesante (estoy cerca de las 300) y demás... En cuanto al formato... La intención sería actualizarlo cada dos o tres días, lo que me permitiría un mejor posicionamiento, además de conseguir algún lector "asiduo"/"recurrente", cosa jodida en estos tiempos... El contenido será el mismo, pero las entradas serán más cortas, pues por lo que veo, los artículos me quedan demasiado largos y llevan mucho trabajo detrás, para que luego no los lea nadie (la duración media de cada visita es de un minuto, y la mayoría de mis entradas necesitan más de ese tiempo para ser leídas, así que...). Y no, todavía no tengo idea de cómo haré una crítica cada dos o tres días sobre una película/libro/cómic/serie... Supongo que entrará en juego mi faceta más personal y me ponga a contaros mis mierdas. Eso sí, el contenido estará siempre hecho con cariño y amor (como las croquetas de la abuela).

   Eso es todo, espero veros por aquí contribuyendo a la compra del yate. Podéis sugerirme un color para el mismo, en mi cabeza es rojo, color que detesto, pero "en yate" creo que queda mejor "que en camiseta". Y recordad: no es más rico el que más tiene, sino el que su Blog monetiza.

martes, 6 de agosto de 2013

J Dilla, el orgullo de los instrumentales underground

   Sin duda, uno de los mayores descubrimientos personales que he echo este año y que merecía entrada cuanto antes, es J Dilla, y no sólo en el terreno musical, que también (escucho bastante música aunque no suela reflejarlo en el Blog), sino en el personal. He pasado todo tipo de momentos escuchando sus instrumentales: estudiando, mientras escribía, pensaba o atravesaba momentos jodidos... ¡Incluso leyendo! Y es que lo mejor de todo es la variedad de temas que tiene, para todo tipo de momentos y situaciones.


   Antes de nada recalcar que debido a su ambiente (es un hermano de Detroit), su música se ve muy influenciada por el movimiento underground, así como por la escena hip-hop, a las que debe estilo y forma. Aunque cante en muchos de sus temas, la fama le viene por los instrumentales que es capaz de crear; utiliza samples de temas clásicos y los combina muy bien entre sí, acompañándolos con beats fabulosos. Como ya he indicado, a veces acompaña con su voz o con la de otros raperos que colaboraron con él a lo largo de su carrera.


   Es cierto que antes de J Dilla, ya escuchaba a Seba Jun, más conocido como "Nujabes" (hace falta entrada suya también por estos lares), al que debo llevar escuchando ya... Fácilmente cinco o seis años, y que siempre ha sido "la banda sonora de mi vida". Ahora lo son ambos, y es que aunque pueda escuchar de todo, cuando necesito escuchar música de verdad, les escucho a ellos, que curiosamente... ¡Nacieron el mismo día! ¡El mismo día, del mismo año! Estilos muy similares y maestros en su estilo, ambos nacidos el mismo día y muertos muy jóvenes. "Rest in beats".


   Os dejo unos cuantos temas suyos para que le podáis juzgar por vosotros mismos, dadle una oportunidad, seguro que os gusta.






domingo, 28 de julio de 2013

Libro: "Ciudad de cristal"

   ¿Recordáis mi primer intento con Paul Auster? Pues aquí tenéis el segundo. La primera parte de "La trilogía de Nueva York" que al parecer es de sus obras más consagradas, y la primera que vio publicada (sin contar una novela que publicó bajo seudónimo).


- Ficha:
Autor - Paul Auster.
Género - ¿Policíaco postmoderno? (Muy gafapasteril todo).
Número de páginas - 146 páginas.
Localización y temporalización - Nueva York, "actualmente".

- Sinopsis: Quinn, antiguo autor de renombre venido a menos y que actualmente publica novelas policíacas bajo seudónimo (a razón de libro al año, lo que le permite subsistir), recibe una llamada por la noche que le pide ayuda, el problema es que el interlocutor pregunta por otra persona. Cada noche se produce la misma llamada, y al otro lado de la línea siempre le piden ayuda, pero olvidando que ya llamaron la noche anterior. La tercera vez que se produce esto, Quinn decide mentir diciendo que es la persona a la que buscan, y así pasará rápidamente de autor de novelas policíacas, a detective al cargo de un caso, en el que su cliente va a ser asesinado.

- Opinión: ¿Qué os parece la sinopsis? Jugosa, ¿eh? Yo según empecé a leerlo también opinaba lo mismo. El juego de malabares psicológico que vive el protagonista entre sus tres identidades: Quinn, que es la real y que vive en el pasado; Paul Auster, que es un doble juego a su vez, pues además de ser la identidad del detective al que buscan al otro lado de la línea, es también el propio autor, que además aparece en el propio libro; y William Wilson, el detective protagonista de las novelas que escribe. Al principio de la novela todo son promesas, yo me esperaba un complejo juego de identidades en el que el protagonista se viera sumergido en los tres papeles para acabar convirtiéndose, y bueno... De cierta manera acaba pasando esto. ¿El problema?

   Yo creo que el mayor problema que tiene la novela es el desarrollo, y lo explicaré hablando de números. Imagina que en una novela de menos de 150 páginas, intentas meter un par de ensayos que debiste escribir hace tiempo, pero que, en esta historia podrían encajar, uno sobre "La torre de Babel" (probablemente este lo escribiera para la novela), y el otro sobre "El Quijote", que pese a estar bien, no hace más que "dar profundidad al debate de identidad del protagonista", o eso cree uno, porque realmente no es así. Además, las páginas se suceden sin avanzar en la trama, el asesino no es tan interesante como podría esperarse, luego tiene un giro interesante, pero... De repente, todo queda "patas arriba", el cliente del protagonista desaparece, el asesino igual, el protagonista se vuelve loco, y... Y ya está. Eso es todo. Aire. Nada más. Tienes ahí la segunda parte de la trilogía (que no sigue con la historia o los personajes de la primera), pero con la angustia que se te habrá quedado, no tendrás ganas de leerla, hasta pasado un tiempo.

   ¿Mi opinión? Cada vez pienso más que Auster escribe del tirón (aunque aquí puede apreciarse más trabajo de elaboración que en "Un hombre en la oscuridad"), y que llegado al final, sin tener un cierre digno, destroza el libro. Y me explico, haciendo spoilers sobre la obra: Al final, el protagonista desaparece, sin más, como consumido por el problema, eso puede ser una apología a la frustración, al hecho de que el protagonista como ya he dicho, queda consumido por el caso. Por otra parte, el juego de las identidades es una interesante forma de enfrentar al subconsciente con el ser del personaje, y todo esto aderezado con el trasfondo y las experiencias del propio autor que firma la novela... ¿Veis? Yo también puedo escribir cosas interesantes. Y es que, en opiniones que he leído, todo son halagos, reinventor del género policíaco, transformador de la literatura, que consigue nuevas cotas de lenguajes... Muy "gafapasteril" todo. La verdad, es que no creo lo que acabo de poner, pues aunque se intuye de la lectura, la profundidad es tan poca, que queda en un simple intento. Auster, me gusta su forma de escribir y de utilizar las palabras, pero ya van dos veces que me jode el final estrepitósamente, vamos a llevarnos bien... Espero tener más suerte con su próxima novela. Y en definitiva esa es mi opinión, este autor me parece carne y combustible de "pseudo-intelectuales", parece ser que queda bien decir que gusta lo que escribe este hombre. Que, como podéis ver, no es mi caso.

   Gracias señor Auster por habérmela jugado de nuevo, mi intelecto se siente engañado, no puedo con usted, buen hombre, pero ya es cuestión de orgullo, volveré a leerle hasta encontrar algo digno de la fama que tiene. Hasta la próxima.

martes, 23 de julio de 2013

Libro: "Trainspotting"

   Clásico del cine que no he visto y al que más gente he llegado a mentir diciendo lo contrario xD Sabiendo que había libro no quería verme antes la película, y leído este, es cuestión de tiempo que le de solución a mi eterna mentira :B


- Ficha:
Autor - Irvine Welsh.
Género - Novela "de actualidad".
Número de páginas - 328 páginas.
Localización y temporalización - En Leith, Edimburgo.

- Sinopsis (sacada de aquí): Esta novela se convirtió en uno de los acontecimientos literarios de la última década. Fue rápidamente adaptada al teatro y luego llevada a la pantalla por Danny Boyle, uno de los jóvenes prodigio del cine inglés. Sus protagonistas son un grupo de jóvenes desesperadamente realistas, habitantes del otro Edimburgo, el que no aparece en los famosos festivales, capital europea del sida y paraíso de la desocupación, la miseria y la prostitución, embarcados en una peripecia vital cuyo combustible es la droga.

- Opinión: Con un vocabulario totalmente "de calle" (me gustan los libros escritos "como habla la gente"), personajes marginales y situaciones bizarras que rozan lo digestivamente soportable, "Trainspotting" nos pone en escena como pocos libros lo consiguen. El hecho de que los capítulos se sucedan en un orden (siguiendo una línea temporal) pero desde el punto de vista de distintos personajes, hace muy liosa la narración de los sucesos, especialmente al principio, pero a la vez rica y variada.

   Los temas en torno a los que gira el libro son: el sexo, la amistad, y... LAS DROGAS. Y es que sí, el grupo de personajes en torno a los que gira la historia son (haciendo apología al vocabulario que ellos mismos utilizarían) una panda de mataos', la mayoría de los cuales yonquis reconocidos. Se meten todo lo que pillan, y se gastan todo el dinero que pueden conseguir en "picos" para chutarse en vena. Viven el presente, no se preocupan por el futuro, no trabajan, no estudian, siempre se ven metidos en líos, alguno de ellos acaba contrayendo el SIDA y muriendo... Pero ellos siguen a lo suyo. Si hay libros que muestran el lado oscuro de la sociedad actual, sin lugar a dudas, este libro debe ser de los primeros en la lista, pues sin ninguna duda, es el que mejor lo hace de lejos. Y que esto no os confunda, la mayoría de los personajes son "buena gente" en el sentido de que no roban a mano armada, ni nada por el estilo, y por eso se les coge cariño, pues son todos una panda de tíos de clase media que se dejaron llevar por amigos o circunstancias varias.

   La novela se divide en cuatro partes, cada una de las cuáles lo hace a su vez en capítulos cortos protagonizados como ya dije por uno de los personajes del grupo, rotándose el protagonismo sin razón aparente, pero siendo claramente el personaje principal Renton, uno de esos tíos que le caerían bien a cualquiera, aunque a veces se tome muy en serio las cosas... Del resto de personajes, nada que decir, pues podría extenderme bastante, pues son un montón, aunque eso sí, hacer especial mención a Spud, que probablemente es el mejor de todos los personajes, toda una buena persona, que por una fusión de poca personalidad y malas compañías, acaba como acaba. Pero sí, es un gran personaje, en torno al cual gira durante el libro una especie de constante, que resumida viene a ser: "Aunque seas buena persona, te pasarán cosas malas...",  "salvo que te andes con ojo..." que añadiría yo, y debo añadir que no, no se anda con ojo, caso distinto es Rents, que sabe jugar bastante mejor sus cartas.

   En definitiva, un libro muy entretenido que puede hacerte pasar de la más sincera repulsión (el cuelgue alucinando con el bebé y la muerte del mismo o el episodio del retrete), a la mayor de las sorpresas (el capítulo del seropositivo y su venganza, el propio cierre de la novela) y sin duda a grandes citas que merecen elogio al autor, y por qué no, gran número de momentos para reírse a carcajadas (el desayuno del día de después con la familia de la chica, es simplemente, impresionante). La edición que yo leí fue en ebook, y tengo el bicho lleno de anotaciones y momentos que me encantaron. Destaco los capítulos "Ni que decir tiene" y "Salir a comer", de los que recuerdo el título sin necesidad de mirarlo. No le pongo nota al libro, pero desde luego lo recomiendo encarecidamente, aunque eso sí, no es para todos los públicos, ni para todos los lectores, pero por otra parte, creo que es de esos libros que pueden leer personas que no tienen la lectura por hábito, y en cualquier caso es muy fácil de leer, así que, os lo recomiendo.

   Cierro con un par de momentos que apunté por lo mucho que me gustaron al leerlos:
"Las divisiones futbolísticas eran un sinsentido estúpido e irrelevante que actuaba en contra de los intereses de la unidad de la clase trabajadora, asegurando que la hegemonía de la burguesía quedase intacta."

"Los colegas son una puta pérdida de tiempo. Siempre están dispuestos a arrastrarte hasta su nivel de mediocridad social, sexual e intelectual."

Número de seguidores por Feed!!

Nube de etiquetas

Cine (162) Blog (74) Lecturas (49) Videojuegos (47) Paridas (33) Series (26) Cómic (18) Anime (12) Manga (6) Música (5) PC/Tutoriales (5) Traducción (5) Documental (3) Juegos de mesa (2) Teatro (2)